CongresosInvestigación Teórica

2015: VII Congreso Sociedad Académica de Filosofía

Universidad de Cádiz

Resumen Corto

El presente artículo plantea un análisis sobre el movimiento de la danza como proyecto sensible y emprendedor que invita a pensarnos a nosotros mismos en búsqueda de la libertad. Por ello, dialogaremos con la coreógrafa Julie Barnsley quién posee una extensa investigación en Venezuela denominada: El cuerpo como territorio de la rebeldía. Me permito de esta manera reflexionar sobre este arte poderosamente político y diferenciado que muy bien nos puede conducir a estados de premonición y advertencia a las trabas de la crisis capitalista en occidente. Cuando Michel Foucault escribió que: «el hombre que se rebela es inexplicable», nos indujo a pensar que lo inexplicable  es parte constituyente de la esencia de la creación y que este territorio se libra en la historia como una batalla. Se trata entonces, de recuperar el sentido humanista extraviado en la crisis, pero esta recuperación la proponemos en primera instancia en el propio ser, en nuestra individualidad que es donde se hace posible la idea de felicidad. Asimismo, intentaré explicar los posibles elementos por donde pueda construirse un discurso coreográfico sobre  la concordia y la paz tan necesarios en tiempos de crisis.

Palabras claves:  danza, imaginario, rebeldía, premonición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *