Publicaciones

2000: «Tesis Hacia una Dramaturgia del Movimiento» Primer Premio F. Carlos Eduardo Frías

Prólogo

No deja de asombrarme la enorme creatividad y potencial investigativo de
nuestros jóvenes al concluir los estudios de licenciatura. Año tras año, con un
promedio aproximado de sesenta tesis concursantes al Premio Carlos Eduardo
Frias, lo compruebo de una forma palpable; este hecho me llena de alegría y
esperanza. Alegría al ver que el avance en materia de educación ha sido considerable
en los últimos tiempos, aunque haya cosas y aspectos que deben ser
perfeccionados y mejorados; esperanza, porque la generación de relevo tiene
grandes potencialidades intelectuales, especialmente en los aspectos señalados
anteriormente.
Así, poco a poco, pero con mucha constancia, la Colección Canícula se va
conformando en una serie básica para el estudio de la Comunicación, en sus
más diversos aspectos, y las Artes, en líneas generales. Son ya treinta y dos títulos
los que integran actualmente la Colección Canícula, los cuales están repartidos
de la siguiente forma: dieciséis tratan sobre Publicidad y Comunicación, y dieciséis
sobre las Artes en las diversas áreas que integran el Premio Carlos Eduardo
Frias.
Hoy presentamos cuatro nuevos títulos, resultado de la última convocatoria
de este Premio:
El primero de ellos, la obra con el llamativo título ¡Sóbate que eso se hincha!,
elaborada por Carla Delgado, Marcel Rasquin y José Torres, analiza los diferentes
mecanismos de impacto psicológico (shock) al momento de diseñar una campaña
publicitaria. Primeramente estudia de forma superficial los diferentes tipos de
mensaje publicitario. En su segunda parte, y más concretamente, se analizan
tanto muestras de mensajes institucionales, que fueron reconocidos en su momento
como controversiales en diferentes países occidentales, como las formas
mediante las cuales éstos logran llamar la atención del teleespectador.
Para realizar este trabajo los autores emplearon un cuestionario (aplicado a
prestigiosos creativos publicitarios) del que posteriormente extrajeron resultados
y gráficos; con el fin de alcanzar algunas conclusiones.
El segundo libro que hoy presentamos, Y es que no hay teatro sin olor a vida
de Harumy Grossi Cabral, es un trabajo coeditado con la UCAB, que se basa en
el conocido texto de psicolingüística La inteligencia emocional, escrito por Daniel
Goleman (1995), para emplearlo aquí como método de localización y potenciación
de las facultades histriónicas de los actores en escena. Grossi, además, utiliza
otros trabajos de psicología y psicolingüística para que la inteligencia aplicada a
las emociones le permita al actor manejar, ante el público, esos sentimientos a
voluntad.
El tercero de estos nuevos textos de la Colección, editado en colaboración
con el CONAC, es el titulado Literatura y música caribe: una aproximación teórica,
de Héctor Bujanda y José Carvajal, un excelente estudio y de muy alto nivel.
Se trata de un análisis de intertextualidad de la literatura caribeña (y mexicana)
que está construida a partir de referentes musicales autóctonos. Para esto, primero
analizan la transición de la modernidad a la posmodernidad, que es lo que permite
este tipo de literatura. Luego estudian los procesos de intertextualidad cultural
(música-pintura; novela-música, etc.). En tercer lugar recorren la identidad caribeña
y latinoamericana en general, para luego hablar del gusto posmoderno por el
kitsh y la literatura del boom en los años ochenta, la cual generó este tipo de
literatura híbrida. Concluyen el trabajo analizando concretamente las diversas
muestras de música latinoamericana (bolero, pachanga, ranchera, etc.) que han
sido excusa literaria (leit motiv) para una serie de novelas latinoamericanas.
El último texto, Hacia una dramaturgia del movimiento, de Leyson Ponce, que
editamos conjuntamente con el Instituto Universitario de Danza, es un análisis
del discurso coreográfico en la danza venezolana de finales del siglo pasado (s.
XX), desde el punto de vista de la dramaturgia. Este trabajo se estructura en tres
partes, la primera de las cuales, «Declinaciones del movimiento», recorre las referencias
principales para establecer una noción del drama en la danza escénica
desde los neoexpresionistas, sobre todo en Alemania (Heiner Müller). La segunda
parte, «Del cuerpo que somos al cuerpo que tenemos», establece la noción del
cuerpo como instrumento comunicativo en la expresión dramaturgística. Y,
finalmente, en el tercer apartado, «Hacia una dramaturgia del movimiento», se
centra en la expresión corporal dramática en Venezuela, su incidencia y antecedentes
en la escena nacional durante la década pasada.
Algunas editadas por la Fundación Carlos Eduardo Frías y otras, como ya
dijimos, en colaboración con el CONAC, el Instituto Universitario de Danza y la
Universidad Católica Andrés Bello; un total de cuatro obras son las que hoy
podemos presentar a ustedes. Todas, sin lugar a dudas, son portadoras de estudios
novedosos en sus correspondientes áreas, que nos dejaron gratamente impresionados.
Fernán Frias Palacios
Vice-Presidente
Fundación Carlos Eduardo Frías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *